Adolfo Pérez Esquivel Nobel de la Paz

Nacional

13 de Octubre de 1980

El destacadísimo defensor de los Derechos Humanos, escultor y arquitecto, Adolfo Pérez Esquivel, recibe el Premio Nobel de la Paz, impulsor de la teología de la liberación, presidente del Servicio de Paz y Justicia para América Latina, SERPAJ, y fue galardonado a raíz de su activa participación en defender la Democracia y los Derechos Humanos, mediante métodos sin violencia, frente a las dictaduras militares en América Latina, como el proceso cívico militar de la década del 70 en la Argentina.

En aquella época este evento realizado en la capital de Noruega, Oslo, no tuvo ningún tipo de repercusión aquí en el país, quizás por la situación institucional que se vivía y la prensa no tuvo ninguna mención del caso.

Al momento de recibir la presea, Pérez Esquivel agradecía y rezaba que su nombramiento no era a título personal sino que lo hacía en nombre de muchos, y así decía:

"…lo recibo en nombre de los pueblos de América Latina, y de manera muy particular de mis hermanos los más pobres y pequeños, porque son ellos los más amados por Dios, en nombre de ellos, mis hermanos indígenas, los campesinos, los obreros, los jóvenes, los miles de religiosos y hombres de buena voluntad que renunciando a sus privilegios comparten la vida y camino de los pobres y luchan por construir una nueva sociedad..."

Enviar un comentario

Déjenos su opinión, vivencia o simplemente un comentario sobre este acontecimiento "Adolfo Pérez Esquivel Nobel de la Paz"
 
 
 

 
-