Ley de Comercio en el Río de la Plata

8 de Septiembre de 1618

La Gobernación del Río de la Plata venía de conformarse el año anterior en 1617, al separarse de lo que era la gobernación del Río de la Plata y del Paraguay. El comercio por ese entonces estaba atravesado por un constante contrabando y tráfico ilegal de productos y mercaderías, que recaían en en el puerto de Buenos aires, capital de lo que a partir de este año 1618 se erigía en la nueva Gobernación del Río de la Plata, también llamada rioplatense o bonaerense.

Por estos motivos es que se venían aplicando variadas medidas desde España para quebrantar la voluntad de quienes comerciaban el contrabando por estos lugares, acciones que resultaban insuficientes, a lo cual la Corona decide crear en Córdoba una aduana, ubicada exactamente en el camino que unía el Alto Perú justamente con Buenos Aires, se denominaría "Aduana Seca de Córdoba" y por era así que se comenzaría a cobrar por esta nueva Ley de Comercio que entraba en vigencia, el 50% de todo lo recaudado en las mecancías que entraban por puerto bonaerense y viajase hacia el Alto Perú.

Aparentemente por la "burocracia" de la época esta Aduana no comenzaría a cumplir sus funciones sino hasta el año 1623, donde Alonso Pérez de Salazar se presentó en Córdoba para oficiar en el caso y asegurarse que ahora sí, cinco años después se pusiera fin al contrabando y comenzar de una vez por todas a cobrar los derechos de la mitad de los ingresos.

Enviar un comentario

Déjenos su opinión, vivencia o simplemente un comentario sobre este acontecimiento "Ley de Comercio en el Río de la Plata"
 
 

 
-